DIAS DESAPACIBLES

Suena el aire con racheada lluvia en este comienzo del 2016 y me refugio en casa aun a sabiendas de que necesito estar en la tierra trasteando. El otoño ha sido seco. El 2015 nos ha dejado aquí en el Bajo Duero poco más de 200 litros. La temperatura más suave que de costumbre. El cambio climático se está dando prisa.

Mis amigos y familia me  dan fuerza para seguir.

La vendimia muy  organizada, sin nervios, sin prisas. Como siempre hemos tenido que jugar al Tetris para colocar  los depósitos  y  repartir elaboraciones. Siempre decimos que teníamos que haber llamado así a la microbodega.
Hemos escalonado la recolección iniciando la recogida del Moscatel de la viña de Lin para nuestro Maeve  el  6 de septiembre  y hemos terminado con una prueba de vendimia de Tempranillo  con racimos enteros  el 22 de Noviembre para  Roberto Martinez que trabaja  en tres bodegas grandes de la zona pero  prepara sus vinos artesanos aquí con nosotros.
Eduard participo del encubado del Maeve. Seran sus manos que quedò tan bueno?
Las fermentaciones han  ido bastante lentas, a excepción del  Maeve  y algún encubado tinto de los tempranos.
Maeve (moscate de grano menudo) fue como un tiro. Rapido y certero.












Rematando la fermentacion de Berretes.
Berretes (Albillo Real y Godello) amagó con pararse pero  al final  con algo de oficio y muchos rezos conseguimos que haya quedado más seco que ningún otro año.
Camino del Huerto. El escobajo es buenisimo para ahuecar la tierra.
El Alumbro Blanco ( Verdeja y Godello) fermentó muy lento sostenidamente y al final  se paró tras un trasiego en el que no estuve presente  quedando  con más azúcar de la deseada y una punzada de acético que no sé si me permitirá calificar con a D.O. Tierra del Vino de Zamora.
Godello centenario
Los tintos están también dulces y alcohólicos. Más bien parecen oportos, están exquisitos  ahora mismo pero desconozco que va a ser de ellos.
El Cabernet está reposando en  las barricas y también  tiene mucha azúcar que sigue quemando y aromas a posos de café muy agradables.
El Clarete (Tempranillo y Palomino) está también  parado con mucha finura demasiado dulce y con la volátil también marcada. No podre calificarlo con la D.O. Me pide el cuerpo meterlo en una botella de espumoso y  colocarle corcho y chapa.
Recordaos que los encubados y trasiegos se han trabajado con el calendario  biodinámico de San Jorge que elabora mi amigo y paisano  el geobiologo y arquitecto  Paco Alonso.
También comentaros que es el segundo año que no usamos ningún tipo de aditivos en ninguna de nuestras elaboraciones.
Los encubados de Roberto Martinez  Ramos son de nuestras viñas certificadas eco y salen también como vinos ecológicos aunque si que se  usa un mínimo  de aditivos.
Estoy aprendiendo mucho con tantas elaboraciones distintas.
En la próxima crónica os contaré alguna de las frikadas de esta cosecha 2016.
Un saludo a todos los locos del vino.

En Villamor de los Escuderos a 9 de Enero de 2016.

Tite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *