UN RAYO DE SOL

Siempre hay un claro en medio de la tormenta que nos trae el sol ,como promesa de que al final, siempre escampa. Así nos encontramos. Después de muchas jornadas solitarias en el campo con mucho trabajo, hoy hemos descansado. La meteorología también lo ha permitido pues las previsiones eran de lluvia. Cuando va a llover lo mejor es escaparse a la ciudad y respirar un poquito de bullicio. Aunque Zamora es como un pueblo grande y jaleo el justo.
 Hemos estado Maribel y yo en una charla organizada por los funcionarios de hacienda sobre formularios y demás mandangas «burrocraticas». Una locura, esta globalización informática quiere acabar con los pequeños productores, son las instrucciones del plan diseñado por los globalizadores. Que les den. Cualquier día vamos a tener que pedir permiso hasta para mear.
Malos rollos aparte….lo mejor ha estado después.  Hemos estado en la abacería La abacería de productos zamoranos a preguntar que tal había ido la venta de nuestros vinos y nos hemos llevado la sorpresa de que no les quedaba nada…BIEN¡¡ Organizan catas todos los jueves de productos de la tierra y casi con seguridad enseñaremos nuestros vinos este verano en este local.
 Después nos hemos acercado a  los Caprichos de Meneses a tomar unos vinos…Verdejos de Rueda.
Alfonso, el propietario, que en el 2010 nos compró Alumbro blanco Godello 2009, este año no nos ha preguntado ni siquiera si seguíamos haciendo vino…la vida es así.
 Hemos terminado en El Rincón de Antonio donde Piti y Analía  nos han tratado como merecemos, ósea, de lujo¡¡
Antonio descansaba pero hemos tomado una tapa de lengua con níscalos y otra de Espárragos de Fuentesaúco con «olivas negras liofilizadas»…para chuparse los dedos. Hemos pedido el 4ayres,ya de la cosecha 2011 y sorpresa, aparte de un ligero toque a corcho nada mas abrirse, el vino estaba espectacular, vivo, goloso y frutal.
Un rayo de sol ……. como la canción de los 60. Seguimos dando la turra…abajo la globalización y viva la diversidad.
Un saludo desde la Tierra del vino de Zamora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *